Desahucio

El desahucio por falta de pago

A la hora de hablar del desahucio por falta de pago de renta, la primera pregunta que seguramente os hacéis es la de saber dónde se encuentra recogida su regulación.

Pues bien, la Ley 23/2003, de 10 de Julio, de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo, en su Disposición Final Tercera, es la contiene la regulación específica sobre los desahucios por falta de pago en materia de arrendamientos.

A continuación, os vamos a comentar las principales características y novedades de los desahucios por falta de pago.

1) En cuanto a la demanda de desahucio, deberéis saber los siguiente:

- En lo que se refiere al domicilio, se señala como domicilio del demandado a efectos de comunicaciones el de la vivienda o local arrendado.

- En lo que se refiere a la enervación, se reduce al plazo de dos meses de antelación.

- En cuanto al compromiso de condonación de la deuda y de las costas, debéis saber que si el arrendador o propietario se compromete a condonar las deudas y costas al inquilino, podrá recuperar de una manera más rápida la vivienda.

Si el arrendador opta por esta facultad, debe anunciarlo en el escrito de demanda con expresión de la cantidad concreta.

- En cuanto a la solicitud de fijación del momento de lanzamiento express, la cual consiste en la citación del juez fijando una hora y fecha que podrá ser inferior a un mes desde la fecha para la vista.

Se advertirá al demandado que, en caso de que la sentencia sea condenatoria y no se recurra, se procederá al lanzamiento en la fecha fijada.

2) En cuanto a la acumulación de acciones, la principal novedad es que con independencia de la cantidad que se reclame, se permite la acumulación objetiva de acciones en reclamación de rentas o cantidades análogas vencidas y no pagadas.

3) En cuanto a la sentencia, ésta deberá producirse en el plazo de 5 días.

4) Y por último, en cuanto a la ejecución de la sentencia, debéis saber que en el acto de la vista se convocará a las partes a la sede del Tribunal para recibir la notificación, dentro del plazo de los cinco días siguientes al de la sentencia.